Experiencias

Las aplicaciones de citas cristianas más confiables en 2022

Conocer catolicos gratis 701555

Jesucristo ama a cada persona. Su capacidad de amar es perfecta. Tan completo es Su amor, que las Escrituras nos dicen que Él es amor 1 Juan —12 ; el amor de Cristo queda demostrado en los actos de servicio que ha llevado a cabo por la humanidad. Como poseedores del sacerdocio, tenemos la responsabilidad de llegar a ser como Cristo; pero para que podamos hacerlo, debemos aprender a amar como Él ama y a servir como Él sirve. El obispo H. Este es el principal mandamiento.

Su muerte fue un morir al culpa, de una vez para siempre; mas su vida, es un vivir para Dios. Movido por la gracia, el hombre se vuelve a Dios y se aparta del pecado, acogiendo así el perdón y la justicia de lo alto. La justificación es bulbo de la iniciativa misericordiosa de Jesucristo que otorga el perdón. Reconcilia al hombre con Dios, libera de la servidumbre del pecado y sana. La justicia designa aquí la rectitud del amor divino. Con la justificación son difundidas en nuestros corazones la fe, la esperanza y la caridad, y nos es concedida la obediencia a la voluntad divina. La justificación es concedida por el Bautismo, sacramento de la fe. Nos asemeja a la justicia de Dios que nos hace interiormente justos por el poder de su misericordia.

Supone siempre un esfuerzo. Los grandes orantes de la Antigua Alianza antes de Cristo, así como la Madre de Dios y los santos con Él nos enseñan que la oración es un combate. Contra nosotros mismos y contra las astucias del Tentador que hace todo lo posible por separar al hombre de la oración, de la unión con su Dios. Se ora como se vive, porque se vive como se ora. Unos ven en ella una simple operación psicológica, otros un esfuerzo de concentración para llegar a un vacío mental. Otros la reducen a actitudes y palabras rituales. En el inconsciente de muchos cristianos, orar es una ocupación antípoda con todo lo que tienen que hacer: no tienen tiempo. Hay quienes buscan a Dios por medio de la oración, pero se desalientan ligero porque ignoran que la oración viene también del Espíritu Santo y no solamente de ellos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.